Comeremos calçots o no…?

Bueno, se empieza a acercar el momento de recoger  los calçots que planté el pasado mes de septiembre.  Sin ver los resultados porque todavía no los he arrancado, no puedo decir que haya sido un desastre, pero tampoco que haya sido demasiado exitoso…

Visión general de los calçots plantados

No es que haya visto demasiados calçots plantados con anterioridad, pero el aspecto que presentan estos, no es que sean de lo mejor… Especialmente las hojas se ven muy vencidas, con poca vitalidad, y eso que han mejorado últimamente…

En cuanto al porte que presentan, hay una zona en donde sí se ven bien crecidos, con un buen grueso (los primeros de la foto), pero en el lado opuesto, se nota que les ha costado más crecer, y se han quedado más pequeños y delgados. Los más delgados, tengo mis dudas que se puedan comer (como mínimo, no servirán para comer a la brasa, como se hacen en la típica calçotada).

De cara al cultivo del año que viene, conviene tener en cuenta cuales han sido los problemas y errores para intentar no repertirlos y mejorar los resultados:

La Tierra

Hay que mejorarla. El primer problema que vi desde un buen principio, es que como tenía ocupado todo el terreno habitual de siembra, habilité una zona del terreno en que nunca había plantado nada, y solo había malas hierbas. Lo desbrocé todo, arreglé el terreno, y lo planté tal cuál, sin abonar el terreno ni nada.

El agua

En ciertos momentos les ha faltado agua. No tenía ni idea del agua que requerían los calçots. En general  no me gusta regar en exceso porque acaba comportando más problemas que la falta de agua. Además como cuando lo planté ya había pasado el calor del verano, y más o menos hemos ido teniendo lluvias de vez en cuando, calculo que los habré regado un par o tres de veces en todo el tiempo…

Más cuidados

El haberse plantado en una zona donde todo eran malas hierbas, ha hecho que la aparición de malas hierbas haya sido constante durante todo este tiempo. Además en gran cantidad y con mucha vitalidad. Tendría que haber dedicado más tiempo a quitarlas, para eliminar competencia con las plantas de los calçots.

En definitiva…

Calçots de cerca plantados

Primer plano de los calçots plantados en el huerto este invierno

Aunque no hayan salido los mejores calçots del mundo, por ser el primer año que los planto estoy contento con el resultado. Sobretodo porque he podido conocer mejor este cultivo de invierno que desconocía su desarrollo, y a parte, porque creo que hasta nos podremos juntar la familia para hacer juntos una calçotada! Jeje

Anuncios

Plantando la cebolla del calçot

El pasado viernes, fui a comprar la cebolla para los calçots, y los planté ya en el trozo que previamente había preparado.

La semilla

Cebollas para plantar calçots

Algunas de las cebollas a plantar

Compré 5Kg que más o menos es lo que había contado que me cabría en el trozo donde las iba a poner. Terminé plantando unas 26 cebollas, en dos líneas de 13 cebollas en cada una. Me sobraron algunas, pero sobretodo las de tamaño más pequeño, que de cara a la producción son las que producen menos calçots. La cebolla la compré donde acostumbro a comprar el plantel para el huerto, en el sindicato de payeses de Santa Perpètua de la Mogoda, La Perpetuenca. Allí tienen siempre de todo, y además acostumbra a estar bien de precio.

La plantación

Para hacer la plantación de los calçots, el tema aparentemente es sencillo. Una vez se ha preparado el terreno, haciendo los surcos en los que introduciremos las cebollas, el día de la plantación los regaremos intensamente inundándolos. Una vez la tierra haya absorbido el agua, simplemente se trata de ir introduciendo las cebollas con la mano en el fondo del surco (con el agua que hemos aplicado, la tierra ha quedado como un fango, por lo que no cuesta introducir la cebolla), procurando que queden enterradas en 2/3 de su tamaño.

Cebollas plantadas

Las cebollas de los calçots ya plantadas

 

Y hecho esto, ya no queda hacer otra cosa que esperar que salgan los tallos de las cebollas.

El cortar o no la parte superior

Tradicionalmente, parece que antes de plantar la cebolla, se le corta la parte superior de la misma. El motivo, parece ser que es el de acelerar el proceso del brotado de la misma. Leyendo en unos sitios y otros, parece ser que tampoco está demasiado demostrado que esa práctica verdaderamente acelere el brotado. Y lo que sí que introduce es un factor de riesgo de posible podredumbre de la cebolla, al tener una entrada de infecciones por su parte superior.

En mi caso, como tampoco me importa demasiado si hago la recolección una semana antes o una semana después, he decidido no cortar la parte superior de la cebolla, y así me evito un factor de riesgo.

Pues nada, como dije es la primera vez que planto los calçots, así que ya veremos si sale algo de bueno o no de esto…

Preparando terreno para plantar calçots!

Otro cultivo nuevo para mí que quiero probar este año son los calçots. El tema de comerlos lo llevo perfecto, pero el de su cultivo no tanto… Nunca antes los he plantado, así que ha tocado leer todo lo que he encontrado por Internet para conocer bien su cultivo. De hecho, de las primeras cosas que leí, es que ya voy tarde, que lo ideal es plantarlo entre la última de agosto y sobretodo la primera semana de Septiembre. Pero bueno, si en vez de hacer la calçotada a principios de febrero, la hago en marzo, tampoco pasará nada…

Para plantarlos, lo que he hecho ha sido ampliar un poco la zona de cultivo. Me ha tocado hacer brazos, y cavar una zona del patio donde nunca antes había sembrado nada. Que bién me iría para días así tener un motocultor y ahorrarme estas palizas!! jeje.  He preparado un bancal de unos 3 metros y medio por uno y medio de ancho, donde he hecho dos filas, separadas entre ellas por unos 60cm. Aquí será donde plantaré las cebollas de donde saldrán los calçots:

Nuevo bancal

Nuevo espacio destinado a los calçots

Según mis cálculos, y apretando un poco el tema, me van a caber entre 28 y 30 cebollas, contando que el marco de plantación ideal es de 25/30cm x 50cm , y yo intentaré plantarlo en 20cm x 60cm, para aprovechar un poco más el limitado espacio… Contando que un Kg más o menos van a ser unas 6 cebollas, pues compraré 5Kg de cebolla para plantar. Espero que salgan de media unos 5-6 calçots por cebolla, la recolección será de unos 150-180 calçots, lo que dará para una buena calçotada o quizás un par de ellas… Suficiente!

Ahora que ya está el terreno preparado, iremos a buscar la cebolla y a plantar!