Semillero de tomate, lechuga, pimiento y calabacín

Preparando el semillero

Por norma general no acostumbro a preparar semillero, entre otras cosas porque siempre voy un poco a salto de mata y con poca planificación, por lo que siempre se me pasa la época de sembrar, y termino comprando plantel de lo que me haga falta, cuando llega el momento de plantar en el huerto.

Aunque ya un poco justo de tiempo, he aprovechado esta mañana para preparar algo de plantel, tanto de alguna semilla que guardé del año pasado, como semilla que tenía comprada de tiempo atrás.

Pimientos

Por un lado, he plantado semilla de pimientos italianos y de los tres cantos, que guardé del año pasado porque salieron muy bien, tanto unos como los otros.

Semilla de pimiento tres cantos preparada para germinar

Germinando semilla de pimiento tres cantos

 

Los pimientos tres cantos fueron bastante productivos en comparación con lo que lo habían sido otros años. Así que intentaremos que este año se repita…

Y los pimientos italianos, pese a que les costó un poco arrancar porque el Julio del año pasado no fue demasiado bueno y no hizo el calor que tocaba, a la que llegó el buen tiempo de Agosto, sí que se mostraron realmente productivos como acostumbra a ser esta especie, pero además salieron unos pimientos especialmente dulces y muy carnosos. Dulzura que fue a más con los últimos que cogimos que el Sol ya había vuelto bien rojos y maduros…

Lechuga

Tenía semilla comprada de lechuga que también he plantado. En concreto he puesto mitad de lechuga romana y la otra mitad de maravilla, esta última es la más indicada de cara al verano, porque es un poco más resistente al espigado que la romana.   

Plantel de lechuga romana y lechuga maravilla del verano

Semilla de lechuga romana y maravilla

Tomate

También he querido plantar semillas de tomate que compré el verano pasado unos días que pasé en Tenerife, y de una especialidad que según pone en el sobre es autóctona de allí. Son los tomates de San Pedro, variedad especialmente indicada para comer con ensalada.

Sobres de semillas de tomate de las variedades San Marzano y San Pedro

Semillas de tomate San Marzano y San Pedro

Otros que he plantado son tomates San Marzano, que tenía semillas pero ya no sé de donde las saqué… Por lo que he leído, es una especialidad de origen italiano, con menos acidez de lo habitual en el tomate, y que son especialmente indicados para hacer salsa de tomate. De hecho, de forma se parecen bastante a los tomates de pera que recuerdo que usaba mi abuela para guardar en conserva y usar durante todo el año. A ver como salen!

Una variedad de tomate que nunca falta en el huerto, y de lo primero que empecé a cultivar años atrás, son los tomates de colgar. Son de tamaño pequeño, y tienen de bueno que si los colgamos en un lugar seco y fresco, aguantan perfectamente de un año para el otro sin problemas. Algún día ya hablaré más de estos tomates, que si no me desvío del tema…  El hecho es que de esta variedad no he plantado semilla porque ya tengo un familiar que siempre hace plantel y cuando es la época de plantación me da algunas plántulas.

Calabacín

Este año volveré a probar con el calabacín a ver si hay más suerte. Planté dos años seguidos con poco éxito, yo creo que por déficit de insectos polinizadores. El año pasado no planté, porque no me compensaba el espacio que ocupaban y la mínima producción que me dieron. Este año pienso que a lo mejor intentaré sembrando algunas platas cercanas que atraiga a insectos polinizadores, a ver si así hay más suerte.

Semillas de calabacín

Sobre de semillas de calabacín que hemos plantado

Y por último…

…he plantado en jardineras semillas de albahaca, que siempre me gusta tener en casa porque va bien para la cocina. A parte, a lo mejor este año también planto alguna en el huerto, que he leído que va bien para proteger de ciertas plagas.

Y también semillas de Alegría que saqué de las planta hace un par de años, y que si salen me ahorraré de comprar planta ornamental para casa para la temporada de verano.

Anuncios

El huerto en septiembre

La evolución del huerto de otoño

Hace dos semanas que planté lechugas en el huerto. La fase más crítica en mi huerto, es el inicio cuando son la presa favorita de los hambrientos caracoles del huerto. Esta vez la han pasado con un exitoso 0% de bajas (de lechugas, ya que de caracoles sí que ha habido unas cuantas), gracias al granulado de caracoles. Han ido creciendo durante estas dos semanas, y presentan un aspecto saludable:

Lechugas

Lechugas a las dos semana de ser plantadas

Planté también zanahorias, con la intención de ver cómo era su cultivo, y probar a ver si antes de finales de año podía tener una cosecha, aprovechando el buen tiempo que estaba haciendo. A principios de semana ya empezaron a salir, aunque se nota que les cuesta mucho romper la capa dura que provoca la tierra arcillosa del huerto. Antes de plantar, ya lo tuve en cuenta y le añadí bastante cantidad de materia orgánica para mejorar un poco ese aspecto de la tierra. Ha mejorado, pero al secarse sigue creando una dura capa en la parte superior. Para intentar facilitar un poco las cosas hace un par de días estuve rompiendo esa capa. Seguiremos atentos a la evolución, pero me parece que otra vez recibiré la lección de que con las cosas de la tierra, hay que tener paciencia, darles su tiempo y sobretodo, plantar las cosas cuando toca… jeje.

Zanahorias germinando

Detalle de plantel de zanahorias germinando

La alegría de estos días…

Por otro lado, la sorpresa me la estoy llevando estos días con los pimientos italianos que planté en el huerto a principios de la temporada. Esta temporada había quedado bastante decepcionado con sus resultados porque extrañamente habían producido muy poca cosa, les costaba muchísimo crecer. Incluso pensaba que serían de una variedad un poco distinta a la del año anterior, y que daban pimientos más pequeños. Y es que tenía el recuerdo del año pasado en que la producción durante toda la temporada fue impresionante, crecían los pimientos de forma super rápida, y no daba abasto. Pues en estas dos semanas, parece que nos hayamos trasladado al año pasado, las plantas se han cargado de pimientos, creciendo mucho más de lo que lo habían hecho hasta ahora. Así que llevo unos días disfrutando de unos pimientos fritos buenísimos!!

Pimientos italianos en la planta

Pimientos italianos en la planta, buena producción a finales de temporada!