Cultivo de zanahorias en invierno

A medianos de semana estuve por el huerto y recogí mis primeras zanahorias! Aunque me encanta comerlas, especialmente crudas, nunca antes la había plantado.  Principalmente porque requieren de un suelo bastante suelto, y el suelo de mi huerto no se caracteriza justamente por eso…  Es un suelo muy arcilloso y pesado, que tiende a compactarse mucho y a crear una dura capa en la superficie, cuando se seca un poco la tierra.

Pero con en el cultivo de la zanahoria en mente, lo que hice fue preparar especialmente la tierra haciendo una importante aportación de materia orgánica que mejorara la composición de esa zona, y la tierra no se compactara tanto.  Unos cuantos meses más tarde, he recogido algunos frutos de esos cambios de tierra, en forma de zanahorias:

Manojo de zanahorias recién recogidas del huerto

Primeras zanahorias que recogemos del huerto!

 

Trabajo del cultivo

Las zanahorias no han requerido de demasiado trabajo durante su cultivo. Básicamente la extracción de malas hierbas especialmente durante su germinación y la primera fase de crecimiento, así como el romper un poco la dura capa que se formaba en la superficie de la tierra.

Zanahorias germinando

Detalle de plantel de zanahorias germinando

A parte de eso, también de vez en cuando ha sido necesario algún trabajillo de aclarado de las plantas para mantener un mínimo de espacio entre ellas. Durante los aclarados, algún fruto ya recogíamos. Aunque eran zanahorias en miniatura, tenían un sabor impresionantemente dulce:

Pequeñas zanahorias

Zanahorias durante el último aclarado, a medianos de Diciembre

Tiempo de cultivo

Recuerdo que en el sobre de las semillas ponía que el tiempo de recolección de las zanahorias era de entre 80-90 días, como también recuerdo mi intención de recogerlas antes de fin de año… jeje.

En mi caso hice la plantación de las semillas en septiembre, coincidiendo con la retirada de los cultivos de verano, y la primera recolección ha sido bien entrada la segunda quincena de febrero, por lo que han pasado 5 meses bien buenos.

Claramente estos tiempos que se indican en los sobres, dependen mucho de la zona donde se plante  las semillas y las condiciones de cultivo, pero sobretodo, de la época del año en que se realiza el cultivo. Y es que no tiene nada que ver la rapidez en el crecimiento de las plantas en primavera/verano que en otoño/invierno!

El huerto en septiembre

La evolución del huerto de otoño

Hace dos semanas que planté lechugas en el huerto. La fase más crítica en mi huerto, es el inicio cuando son la presa favorita de los hambrientos caracoles del huerto. Esta vez la han pasado con un exitoso 0% de bajas (de lechugas, ya que de caracoles sí que ha habido unas cuantas), gracias al granulado de caracoles. Han ido creciendo durante estas dos semanas, y presentan un aspecto saludable:

Lechugas

Lechugas a las dos semana de ser plantadas

Planté también zanahorias, con la intención de ver cómo era su cultivo, y probar a ver si antes de finales de año podía tener una cosecha, aprovechando el buen tiempo que estaba haciendo. A principios de semana ya empezaron a salir, aunque se nota que les cuesta mucho romper la capa dura que provoca la tierra arcillosa del huerto. Antes de plantar, ya lo tuve en cuenta y le añadí bastante cantidad de materia orgánica para mejorar un poco ese aspecto de la tierra. Ha mejorado, pero al secarse sigue creando una dura capa en la parte superior. Para intentar facilitar un poco las cosas hace un par de días estuve rompiendo esa capa. Seguiremos atentos a la evolución, pero me parece que otra vez recibiré la lección de que con las cosas de la tierra, hay que tener paciencia, darles su tiempo y sobretodo, plantar las cosas cuando toca… jeje.

Zanahorias germinando

Detalle de plantel de zanahorias germinando

La alegría de estos días…

Por otro lado, la sorpresa me la estoy llevando estos días con los pimientos italianos que planté en el huerto a principios de la temporada. Esta temporada había quedado bastante decepcionado con sus resultados porque extrañamente habían producido muy poca cosa, les costaba muchísimo crecer. Incluso pensaba que serían de una variedad un poco distinta a la del año anterior, y que daban pimientos más pequeños. Y es que tenía el recuerdo del año pasado en que la producción durante toda la temporada fue impresionante, crecían los pimientos de forma super rápida, y no daba abasto. Pues en estas dos semanas, parece que nos hayamos trasladado al año pasado, las plantas se han cargado de pimientos, creciendo mucho más de lo que lo habían hecho hasta ahora. Así que llevo unos días disfrutando de unos pimientos fritos buenísimos!!

Pimientos italianos en la planta

Pimientos italianos en la planta, buena producción a finales de temporada!

Empezando a preparar el huerto de invierno

Los dos primeros años, me limité a plantar lo típico de verano (tomates, berenjenas, pimiento, etc.), y pasado este cultivo dejaba reposar la tierra durante el invierno, sin plantar nada. No quería estresar la tierra. Llegados a octubre, le mezclaba una buena cantidad de gallinaza, y ahí se quedaba unos meses a la espera de abril-mayo para empezar una nueva temporada.
Este año quiero probar de plantar alguna cosa durante este periodo, y el aporte de materia orgánica lo iré haciendo más sobre la marcha, usando materia más descompuesta.

Alcachofas

Esta semana he plantado tres estacas de alcachofa, con sus brotes ya un poco creciditos. Es la primera vez que planto alcachofas, así que ya veremos qué tal se adptan. He leído que en climas no excesivamente fríos florecen dos veces, una antes de que llegue el frío intenso de enero, y otra ya más adelante. Veremos qué tal funcionan estas…

Estaca de alcachofa

Estaca de alcachofa para plantar en el huerto

Alcachofas plantadas

Alcachofas plantadas

Zanahorias

También como cultivo nuevo quiero probar las zanahorias. Me temo que no es el mejor momento para sembrarlas, pero quiero probar de sembrar las semillas ya mismo, esta semana, y ver si espabilan y antes de que llegue el frío intenso ya se pueden recolectar. La semilla que compré pone que la recolección se hace a los 80-90 días desde la siembra, lo que me situaría a principios de diciembre. Aun así, me temo que de la teoría a la práctica la cosa va a ser distinta… Imagino que dependerá de lo frío que sea este Otoño y lo que se alargue el buen tiempo. Pero bueno, en parte me lo tomo como algo experimental, de lo que algo aprenderemos sí o sí.
La zona donde he plantado las zanahorias la he rodeado con plantel de cebollas, que he leído que se asocian bien y además que la cebolla protege a la zanahoria de ciertas plagas.

Plantel de cebolla

Plantel de cebolla a punto de plantar

Lechugas

He plantado también algunas lechugas de plantel, ahora que ya no habrá problemas con el espigado. Esta vez, al mismo momento de plantarlas las he protegido con una barrera anti-caracoles. No me gusta nada ir cargándome a los pobres animales que viven tranquilos en el huerto, pero hay una gran cantidad de ellos, y no se llevan nada bien con el huerto, especialmente con los planteles de cebolla y lechuga. Otras veces me he quedado prácticamente sin plantel al cabo de un par de días por su culpa, y esta vez no quería que me volviera a pasar.